Publicado el: 25 febrero, 2016

La ‘nefasta gestión’ del teatro de la calle Madrid obliga a redactar un nuevo proyecto

La alcaldesa ha confirmado que el espacio seguirá siendo de uso cultural y se decidirá de forma consensuada

La alcaldesa ha asegurado que se trata de “un proyecto mal elaborado, cuya adjudicación está siendo investigada por la justicia y donde hay imputados algunos miembros del anterior equipo de Gobierno”

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Getafe ha tomado el acuerdo de resolución del contrato con la empresa constructora del teatro de la calle Madrid. A este respecto la alcaldesa, Sara Hernández, ha señalado que se trata de una obligación legal porque la redacción original de proyecto, aprobado por el anterior Gobierno del PP, requería unas modificaciones superiores al 26% del mismo.

Hasta el momento tan sólo se había ejecutado el 22% de las obras. La redacción del nuevo proyecto contará con la participación ciudadana, en este caso a través de las propias asociaciones y colectivos culturales de Getafe, como así ha venido defendiendo la alcaldesa. Hernández también ha asegurado que no se ha perdido un solo euro de la subvención europa que se contemplaba para esta infraestructura cultural.

La elaboración de este proyecto se adjudicó en noviembre de 2012, a través de la empresa municipal GISA. En Junta de Gobierno de julio 2014 se aprobó dicho proyecto, para que posteriormente en octubre de ese mismo año y con el Gobierno aún del PP, se adjudicaran las obras por un importe aproximado de dos millones de euros.

El 26 de enero de 2015, la dirección facultativa informó al anterior Gobierno de la necesidad de aprobar nuevas unidades de obra no previstas en el proyecto, tras realizarse los trabajos de excavación y cimentación. “Ante esta petición la Junta de Gobierno de Juan Soler, del Partido Popular, no aprobó absolutamente nada, mirando hacia otro lado como si el paso del tiempo fuera una solución”, ha señalado la alcaldesa.

El 18 de marzo de 2015 la dirección facultativa presentó al Ayuntamiento un informe sobre la necesidad de modificar el proyecto en aspectos como la normativa de seguridad, de seguridad contra incendios, ruido o ajuste de visibilidad del patio de butacas y el anfiteatro, así como en el replanteo de la estructura. Ante esta situación la alcaldesa ha señalado que el anterior Gobierno tampoco tomó ninguna medida.

Con el actual Gobierno Municipal en julio de 2015, se suspendieron las obras porque la propia empresa así lo solicitó por falta de pago del Gobierno del PP, de las certificaciones de los trabajos realizados hasta ese momento. Esas certificaciones han sido aprobadas posteriormente en el Pleno de diciembre de 2015.

La alcaldesa ha asegurado que se tata de “un proyecto mal elaborado, cuya adjudicación está siendo investigada por la justicia y donde hay imputados algunos miembros del anterior equipo de Gobierno. No se puede descartar además que se pueda ampliar ese número de imputaciones”.

Share

Categorías:  Cultura, Urbanismo y obras públicas

Valora este post:
una estrellados estrellastres estrellascuatro estrellascinco estrellas
Cargando…
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.