Publicado el: 16 enero, 2014

El 19 de enero se celebrará la renovación del voto de San Sebastián con una misa y el tradicional reparto de queso, pan y vino

Se trata de una tradición en la que se renueva el voto al santo para que, al igual que hizo con la peste en el siglo XV, libre al pueblo de las guerras, catástrofes, crisis económicas y de todo aquello que conturbe el ánimo de la sociedad y para darle gracias por lo bueno acontecido durante el año.

El próximo domingo 19 de enero, a las 13:00 horas, tendrá lugar el denominado ‘Voto a San Sebastián’ en la parroquia del mismo nombre (plaza de San Sebastián, s/n), a cargo del Coronel Jefe de la Base Aérea de Getafe y del Ala 35 Ramón Llovera. En el transcurso de esta renovación de voto se ofrecerá a todos los asistentes el tradicional queso, pan y vino. Esta tradición se revive todos los años, recuperada por la asociación cultural Nueva Gran Piña en colaboración con el Ayuntamiento de Getafe.

La misa será oficiada por el Obispo Auxiliar de Getafe, José Rico, y cantada por la Agrupación Iérbola acompañada del grupo de dulzaineros de la Casa de Castilla y León.

En el acto, un invitado especial, en este caso Ramón Llovera, siempre por comisión delegada del alcalde de Getafe, renueva el voto al santo para que, al igual que hizo con la peste, libre al pueblo de las guerras, catástrofes, crisis económicas y de todo aquello que conturbe el ánimo de la sociedad, así como se agradece lo bueno que el año tuvo. El oficiante de la misa bendice el pan, el queso y el vino que es ofrecido por una representación del vecindario a los asistentes.

La recuperación de esta tradición se basa en los datos obtenidos en las Relaciones Histórico Geográficas de los Pueblos de España mandadas hacer por Felipe II en 1575. En ellas se informa que en Getafe hubo una epidemia de peste en el siglo XV a causa de la cual murió una gran cantidad de gente. Antes de ella, hubo una gran hambruna debido a una pertinaz sequía, en la que no se podía encontrar trigo.

La población de Getafe era de unos 1.300 habitantes entre cristianos viejos y nuevos, moriscos, gitanos, hidalgos y clero, dedicados principalmente a la agricultura, el ganado de trashumancia y la industria de tejer la lana con la que se hacían ropas y redes para los carros.

Sin saber qué hacer con aquella terrible enfermedad el pueblo, angustiado, acudió a la protección del santo señor San Sebastián, cuya festividad se celebra el 20 de enero y le prometieron ‘ermita, cabildo y cofradía’ además de ‘no comer grosura en la víspera’. Se hacía misa mayor, procesión y caridad de pan y queso.

 

Share

Categorías:  Asuntos sociales

Valora este post:
una estrellados estrellastres estrellascuatro estrellascinco estrellas
Cargando…
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies