Electrodomésticos

Reparaciones

Los servicios de asistencia técnica (SAT) se dedican a la reparación, instalación y/o mantenimiento de aparatos de uso doméstico. Los llamados ‘ servicios de asistencia técnica oficial de marca’ no están obligados a la reparación de aparatos de marcas distintas a las que representan.

Todos los SAT deben exhibir los precios (por tiempo de trabajo, transporte y/o desplazamiento, y recargos por trabajos con carácter de urgencia o fuera de la jornada laboral) y el horario de los servicios usuales y especiales.

Cuando el consumidor deje el aparato en el SAT, deberá recibir un resguardo que incluya la descripción técnica del aparato, la fecha de recepción, el plazo previsto de entrega del presupuesto y/o del aparato ya reparado, etc.

El cliente tiene derecho a presupuesto previo escrito, cuya validez no será mayor de 30 días, y sólo tendrá que pagar por su elaboración cuando, tras pedirlo, no lo acepte. En ese caso, abonará el valor del tiempo de trabajo necesario para la realización del presupuesto, inicialmente se reguló el equivalente a 15, 30 y 60 minutos para pequeños aparatos, aparatos de línea blanca (frigorífico, horno…) y de línea marrón (televisores, dvds…), respectivamente, pero es mejor aclararlo antes de pedir presupuesto previo.

Las averías o defectos ocultos que, eventualmente, puedan aparecer durante la confección del presupuesto o durante la reparación del aparato deben ser puestos en conocimiento del usuario a la mayor brevedad posible. En aquellos casos en que el usuario hubiera renunciado al presupuesto previo por escrito, el SAT deberá poner en conocimiento de aquél, en la forma que considere más conveniente, la existencia de la avería o defecto oculto siempre que la cantidad adicional que suponga esta nueva reparación no exceda del 10% del valor del aparato, cuando éste no exceda de 60,10 euros; 8% del valor del aparato, cuando esté comprendido entre 60,10 y 300,51 euros, o 6% del valor del aparato, cuando éste exceda de 300,51.

Las piezas de repuesto deberán servirse en un plazo no superior a un mes desde la fecha de solicitud para los aparatos de importación y no superior a quince días para piezas de aparatos nacionales.

Los SAT están obligados a dar servicio de piezas de repuesto durante al menos siete años para las funcionales, salvo en el caso cuyo precio de venta no supere los 60 €, que será de cinco años, y dos años para las estéticas, contados a partir del cese de la fabricación de ese modelo.

El cliente quedará obligado al pago de gastos de almacenamiento a partir del plazo de un mes de la fecha en que debiera haber recogido el aparato. El plazo empezará a contar desde que se comunique al interesado que el artículo está reparado y a su disposición.

Eso sí, este recargo por almacenaje debe constar en la tabla de precios expuesta en el establecimiento.

Todas las reparaciones o instalaciones están garantizadas por tres meses, siempre y cuando el aparato no sea manipulado por terceros y/o cuando la avería se produzca como consecuencia de un uso inadecuado.

 
 
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.